Desde el traje de Papá Noel hasta los pinos artificiales y los alimentos calóricos que consumimos en la mesa, todo el folklore relativo a las fiestas de fin de año nos lleva a soñar con vivir una blanca Navidad y la ciudad de Nueva York, con su nieve, su ornamentación y su mítica cuenta regresiva en Times Square, parece el escenario perfecto para estos días festivos.

Nueva York en Navidad y Año Nuevo: 6 actividades imperdibles

Antes de llegar a la Gran Manzana para vivir las fiestas de fin de año, es necesario pensar en el equipaje y embalar mucho abrigo para hacer frente a las bajas temperaturas. En diciembre, la temperatura mínima promedio es -1 grados y la máxima apenas alcanza los 6 grados, por lo que es importante llevar sweaters abrigados, gorros y bufandas.

A eso hay que sumar que, durante ese mes, se producen en promedio 12 días de lluvia y dos días de nieve, por lo que es fundamental armar el equipaje con botas cerradas, camperas impermeables y paraguas.

¿Qué actividades especiales se pueden hacer durante Navidad?

· Uno de los mayores atractivos de Nueva York en esta época del año son las decoraciones navideñas. Con sólo ver las vidrieras de la tienda Saks, en la Quinta Avenida, u observar los colores rojo y verde del Empire State Building uno podría considerarse satisfecho, pero los viajeros experimentados también recomiendan visitar el barrio Dyker Heights, en Brooklyn, para ver las fachadas de las casas decoradas especialmente para la ocasión. Incluso existen tours especiales que se pueden contratar para visitar en grupo los barrios más ornamentados.

Los neoyorquinos se esmeran con las decoraciones navideñas en distintos puntos de la ciudad.
Los neoyorquinos se esmeran con las decoraciones navideñas en distintos puntos de la ciudad.

·Asistir al encendido de algún árbol de Navidad es otra actividad típica de estas fechas y el gran pino que se monta en el ingreso del Rockefeller Center debe ser el más famoso de todos. El primer encendido congrega a miles de turistas y se realiza entre fines de noviembre y los primeros días de diciembre, pero es posible verlo iluminado hasta los primeros días de enero.

· Otro pino menos popular pero igual de espectacular es el de Bryant Park, que se enciende a principios de diciembre frente a la pista de patinaje de la misma plaza, en un espectáculo conocido Winter Village, ya que se desarrolla un pequeño pueblo invernal con un mercado artesanal navideño.

El patinaje sobre hielo es una de las actividades más elegidas durante el invierno.
El patinaje sobre hielo es una de las actividades más elegidas durante el invierno.

· Patinar sobre hielo es otra de las actividades más populares para disfrutar durante las fiestas de diciembre. El punto más famoso es en el Rockefeller Center: la entrada cuesta unos 25 dólares y hay que pagar un 50% más si se quieren alquilar patines. También, hay que armarse de paciencia, porque se forman largas filas de patinadores que esperan su turno.

· En Bryant Park, por su parte, la entrada es gratuita, pero hay que pagar unos 20 dólares por el alquiler de los patines. En el Central Park también hay una gran pista de hielo, y usarla puede costar entre 20 y 30 dólares, con el alquiler del equipo incluido, según el día de la semana.

· Ver un espectáculo navideño puede ser otra opción para disfrutar de este mes en la Gran Manzana. Además del tradicional Cascanueces, interpretado por los bailarines del New York Ballet, se puede asistir al espectáculo de las Rockettes en el Radio City Music Hall, un mítico teatro que ya es digno de una visita incluso cuando no se ofrece ningún show. El precio de las entradas es similar al de un musical en Broadway, y se consiguen por alrededor de 100 dólares.

Esperar Año Nuevo en Times Square requiere de mucha paciencia y abrigo.
Esperar Año Nuevo en Times Square requiere de mucha paciencia y abrigo.

· Aquellos que prefieran celebrar el Año Nuevo en Nueva York deberán enfrentar similares temperaturas, pero deberán abrigarse especialmente si quieren esperar los primeros minutos del año en Times Square, donde se monta una gran bola que desciende sobre la multitud con una nube papel picado que marca el inicio del año entrante. Estar presente durante la cuenta regresiva también exige mucha paciencia para permanecer en el exterior durante horas en pleno invierno.

· Tanto en Navidad como en Año Nuevo, hacer frente al frío requiere de una dosis extra de calorías y una de las típicas bebidas navideñas es el chocolate caliente con malvaviscos, que aparece en innumerables películas que recuerdan esa época del año. En la ciudad, hay una gran cantidad de cafeterías que ofrecen este producto para resguardarse por unos minutos del frío o la lluvia del exterior.

El chocolate caliente con malvaviscos es un imperdible durante el invierno en Nueva York.
El chocolate caliente con malvaviscos es un imperdible durante el invierno en Nueva York.

Todos los barrios cuentan con pastelerías que ofrecen este menú. Los sitios especializados recomiendan el City Bakery, en Chelsea, Dominique Ansel, en el Soho, o Grom en el Upper West Side. Sin embargo, las bajas temperaturas permiten visitar más de uno para encontrar el que más se adapte a nuestro paladar.

Volemos a Nueva York

 

Bonus Track: Información útil sobre Nueva York

Si estás interesado en viajar a Nueva York no te pierdas los siguientes posts:

¿Te gustó el post? Tu comentario es bienvenido...