Publicidad

Ganas de aventura, un smartphone o un GPS es todo lo que necesitás para practicar el Geocachinguna forma de viajar mientras se buscan tesoros.

Geocaching, una forma de viajar mientras se buscan tesoros

Publicidad

En el Puente de Rosario / Victoria, en el corazón de París, en un subte de Londres, en un cañón del Castillo de Montjuic en Barcelona, en una playa alejada de México; pocos rincones del mundo escapan al geocaching. Pero te preguntarás ¿Qué es el geocaching? El geocaching consiste básicamente en esconder y encontrar tesoros, generalmente cosas de poco valor (dados, imanes, monedas), usando como principal herramienta un GPS.

Quizás sos de los que te estás enterando recién ahora de este juego pero el geocaching nació hace 17 años, allá por el 2000. Se convirtió de a poco en la búsqueda del tesoro más grande del mundo: hay más de 300 millones de cosas escondidas en 190 países. Se puede jugar casi en todos lados. En cualquier lugar del mundo, en cualquier momento, te puede llevar a encontrar hermosos lugares, turísticos o no. Pueden incluso llevarte a un lugar de tu ciudad en el que nunca has estado antes. Muchos locales eligen sitios no tan visitados, lugares significativos por su propia historia personal pero que quieren que los visites.

Publicidad

Probablemente hay varios muy cerca tuyo en este momento. Tal vez no los hayas visto, pero tu ciudad está llena de tesoros. Tesoros reales aunque simbólicos: objetos ocultos en tuppers (protegidos así de las condiciones climáticas) en coordenadas muy precisas. Han sido escondidos por personas, pero, paradójicamente, para que sean encontrados. ¿Te da intriga? Para jugar entonces lo único que necesitás es un GPS o un celular inteligente. Es muy fácil! Para empezar a encontrar los “caches” (escondite en español), sacá tu smartphone o GPS y creá una cuenta gratuita aquí (o podés bajarte la app disponible en Android y iOS) y ya estás listo para empezar!

Este juego es a nivel mundial y cualquiera que cumpla unas sencillas normas puede participar. Para comprobarlo, solo apretá la pestaña de Mapa de Geocachés en la web. Ante tus ojos verás que se despliega un mapamundo repleto de puntitos verdes. También te aparecerán las coordenadas de dónde estas (a través del GPS sabe tu ubicación exacta) y verás cuántos puntos verdes (caches) hay a tu alrededor. Los caches son los recipientes que contienen los tesoros (pueden ser varias cosas: un dado, un juguete, una moneda, un lápiz, un pasaje de tren, una flor) una libreta para que quien lo encuentre firme y deje constancia, y un documento que explica el juego. Esto último es por si cae en manos de algún geomuggle (sí, este nombre ha sido inspirado en cómo se llama a los no magos en los libros de Harry Potter). Por eso el camuflaje es esencial en los caches de las ciudades, ya que deben pasar inadvertidos en sitios con mucho tránsito. Se llegan a ocultar en falsas paredes o debajo de piedras o en huecos de árboles.

Cada punto entonces es un tesoro, y sobre todos ellos nos dan pistas para alcanzarlos ya que quien oculta el tesoro publica sus coordenadas en el sitio y describe el entorno (incluso hay hasta fotos como referencia). El GPS permite llegar al sitio, (como dije anteriormente puede ser un lugar turístico o interesante para que valga la pena el paseo), pero una vez allí vale la intuición. El tesoro puede estar en cualquier lado. No hay reglas para el escondite, pueden ser en cualquier terreno. Tendrás que ir buscando hasta encontrar su ubicación exacta. Lo más divertido es que la mayoría de las veces no sabés ni qué estás buscando. Y lo que está buscando varía. Hay caches de diferentes formas, tamaños y dificultades. (Ahh una aclaración! Que no te sorprenda si alguien pueda tomarte por loco si pasás varias veces por un mismo lugar con los ojos bien abiertos y mirando para todas las direcciones o qué te pregunten qué estás haciendo! :P)

No está demás aclarar que no esperes encontrar cofres repletos de monedas ni mucho menos joyas valiosas. El tesoro que ofrece el Geocaching es la propia búsqueda, la experiencia de guiarse hasta alcanzar las coordenadas y allí buscar el objeto tan esperado. El Geocaching no siempre es fácil de encontrar así que podés sentirte bien animado cuando descubras tu primer cache.

Publicidad

La primera vez me sentí algo así…

Me acuerdo que en 2011 escuché hablar por primera vez de este juego. Quizás la razón por la que no tuve demasiada curiosidad al principio fue porque no tenía en ese momento ni un smarthphone ni un GPS. Luego, en el 2013 aprovechando el GPS de un amigo y mientras viajábamos por Chile recordé este juego y nos propusimos descubrir de qué se trataba. Recorrimos el jardín botánico de Santiago de Chile buscando el cache. Si no hubiese sido por el geocaching, ni me enteraba de que tenía un lugar así tan cerca.

Después de mucho buscar por senderos y árboles lo encontramos….

Publicidad

Lo abrimos y adentro además de un dado y monedas de distintos países encontramos un papel enrollado que era el libro de visitas. Hacía más de un año que estaba escondido allí. Intercambiamos objetos, lo firmamos con nuestros nombres y fechas y volvimos a engancharlo en la misma rama.

Publicidad

Cabe aclarar que el respeto al entorno, el mantenimiento del tesoro y su reposición son algunas de las normas básicas para practicar este juego.

Más allá de que encuentres pequeños o grandes caches, uno de los premios del Geocaching es aparecer en lugares así. Además es una muy buena actividad para realizar con niños ya que ellos se sienten atraídos hacia cualquier nueva actividad, especialmente cuando está asociada a la tecnología. Los nativos digitales han nacido entre teléfonos con internet. Si a esto le sumamos la idea de una búsqueda de un tesoro en un entorno nuevo por descubrir, la actividad resulta atractiva incluso hasta para los adultos.

Resumiendo, para jugar al geochaching necesitarás:

  • Smartphone o un dispositivo GPS de mano
  • Lápiz o lapicera para registrar tu visita
  • Objetos para intercambiar y colocar en el contenedor
  • Batería cargada al 100% en el celular o GPS.
  • Cámara de fotos (para inmortalizar la cara de sorpresa cuando encuentres tu primer tesoro)
Geocaching
Geocaching: Todos estos cachés están en Barcelona, impresionante, no?

En lo personal desde que lo conocí cada vez que llego a un lugar nuevo, no aguanto la tentación y abro el mapa para ver cuántos puntos verdes hay a mi alrededor. Es una forma bien diferente de viajar y conocer nuevos sitios. Cuando llegamos a destino, ir en su búsqueda, comenzar con la aventura. Es por qué no, una forma diferente de integrarnos en los paisajes y pueblos que recorremos.

Publicidad

¿Y vos conocías el Geocaching? ¿Lo has jugado? ¿Dónde? Contanos! 🙂

¿Cómo tener primero las ofertas de vuelos?

  • Seguinos en nuestras redes sociales TwitterFacebook, (activá las notificaciones y configuralas para que te aparezcan primeras) y Google+ donde publicamos siempre las ofertas que vamos encontrando.
  • Recibí nuestras notificaciones del blog en tus dispositivos ? Cuando visites nuestro blog http://www.volemos.com.ar/blog/, te aparecerá una ventanita preguntando si querés que te enviemos notificaciones, seleccionás la opción permitir y listo.
  • Suscribite gratis para recibir nuestros post por correo haciendo click acá  ✉

COMPARTIR

Publicidad

¿Te gustó el post? Tu comentario es bienvenido...