Publicidad

Siempre viajé arreglándomelas solo, sin agencia de turismo y bastante gasolero, y la idea de ir a un lugar All Inclusive donde tenía todo servido me daba cierto prejuicio de pudor. Pero les soy honesto de entrada: la pasé fantástico, lo volvería a hacer y ahora les cuento por qué.

Publicidad

Con mi novio habíamos comprado pasajes en oferta para venir a Cuba por dos semanas. Además de la oferta cultural, urbana y aventurera, teníamos ganas de hacer playa (¿quién no querría ir a la playa en Cuba?). Resulta que en este país, las mejores playas están concesionadas a cadenas internacionales que ofrecen el modelo todo incluido y nosotros decidimos “bueno, vamos a probar.”

Elegir el hotel y precios

Como les conté en mi primer post anterior sobre la isla, mucho en Cuba es por recomendación de otros viajeros. A nosotros nos recomendaron el Hotel Melia Las Dunas, en el Cayo Santa María. Si bien era un poquitín más caro que otros hoteles del mismo cayo, de éste teníamos excelentes recomendaciones, tenía una estrella más y con algún buscador logramos un precio de us$90 (por noche y para dos personas) a pagar en 6 cuotas sin interés (había hasta 12).

Publicidad

¿Por qué Melia Las Dunas?

El modelo todo incluido suele atraer muchas familias con niños, por lo que a veces algunos hoteles ni siquiera reciben niños. Este hotel es TAN grande que tiene un sector con niños y otro sin. Y acá es donde jugamos con la lógica de “el tamaño importa”: nuestro razonamiento fue que mientras más grande, más opciones tendría… y así fue.

En resumen, la pasamos genial. Nos desconectamos por completo y fue un momento de relajación hermoso.

Experiencia All Inclusive: Melia Las Dunas
Experiencia All Inclusive: Melia Las Dunas
Experiencia All Inclusive: Lugares comunes en Melia Las Dunas
Experiencia All Inclusive: Lugares comunes en Melia Las Dunas

Qué hay para hacer en un All Inclusive

Cada hotel tendrá sus particularidades. Éste tenía principalmente:

  • Dos sectores de piletas (uno con niños y el otro de adultos) con sus respectivas barras que te sirven bebidas (con y sin alcohol).
  • Varios restaurantes. Algunos con buffet y otros a la carta y para lo que hay que reservar mesa. También uno de snacks con comida y bebidas de paso.
  • Acceso a la playa más hermosa, turquesa y transparente a la que fui en mi vida. Además tenían disponibles reposeras bajo unos techitos de paja muy caribeños. Acá te podías llevar una toalla que te dan. Además, hay unos catamaranes pequeños a vela que te llevan en un paseo de unos 15’ gratis. También hay, obviamente, una barra donde pedir bebidas libremente.
  • Un lobby gigante. A ciertos horarios, práctica común en todo el mundo es “ir a dar una vuelta”. Acá tenés un lobby semicubierto (techos altos, sin paredes) donde a menudo hay actividades, música, espectáculos y -nuevamente- alcohol.
  • Un stand para contratar excursiones que se pagaban aparte. Yo hice buceo (por primera vez en mi vida) y fue la cosa más alucinante del mundo. Se los cuento en detalle en otro post. También había para hacer cabalgatas, paseos a ciudades, paseos en barcos grandes, jeep… de todo. ¿Los precios? bastante bien.
  • Otras cosas a pagar aparte: había una discoteca (que conectaba con otros hoteles), un spa, bowling, negocios (artesanías, recuerdos, alcohol, cigarros, etc.)
Experiencia All Inclusive: lugares comunes para comer
Experiencia All Inclusive: lugares comunes para comer
Experiencia All Inclusive: camino a la playa
Experiencia All Inclusive: camino a la playa
Experiencia All Inclusive: disfrutar de un mar alucinante
Experiencia All Inclusive: disfrutar de un mar alucinante
Experiencia All Inclusive: sombrillas caribeñas en la playa
Experiencia All Inclusive: sombrillas caribeñas en la playa
Experiencia All Inclusive: playas increíbles
Experiencia All Inclusive: playas increíbles

Algunas miscelaneas para cerrar

  • Llevar vasos térmicos de aproximadamente medio litro. Esto es porque para la pileta y la playa te sirven todo en vasitos de plástico pequeños y está bueno tener la bebida fría y en mayor cantidad.
  • También había gente con parlantitos Bluetooth, cosas inflables, juegos de playa, etc.
  • Una vez hecha su reserva, llamen antes a ver si hay actividades para las que tengan que reservar con tiempo. En nuestro caso fueron los restaurantes.
  • La calidad y variedad de la comida estaban muy bien. Suelen faltarles a algunos productos importados y para otros más “premium” hay que pagar aparte (nada raro por ser Cuba) pero quédense tranquilos/as que hay todo tipo de carnes, frutas, cereales, vegetales… ¡Había hasta Fernet!
  • Lleven monedas de cambio para dejar propinas. No son obligatorias pero, siendo Cuba, el impacto de las mismas en los salarios de las personas es realmente alto. Sean generosos/as.

Volemos a La Habana

Otras recomendaciones

  • Descuento hospedaje: Para encontrar alojamiento te recomendamos ingresar aquí. Otra alternativa que recomendamos es el sitio Airbnb, a través de este vínculo tenés AR$800 de crédito para tu primera reserva.
  • Alquiler de autos: Para alquilar autos en Cuba te recomendamos ingresar aquí.

Posts Relacionados

Cuba: Consejos útiles para planificar un viaje

¿Cuál es la mejor época para viajar a Cuba?

Tips para viajar a la Playa Pilar en Cayo Guillermo (Cuba)

¿Cómo tener primero las ofertas de vuelos?

  • Seguinos en nuestras redes sociales TwitterFacebookInstagram (activá las notificaciones y configuralas para que te aparezcan primeras) donde publicamos siempre las ofertas que vamos encontrando.
  • Recibí nuestras notificaciones del blog en tus dispositivos. Cuando visites nuestro blog https://www.volemos.com.ar/blog/, te aparecerá una ventanita preguntando si querés que te enviemos notificaciones, seleccioná la opción permitir y listo.

 

Publicidad

COMPARTIR

Publicidad

¿Te gustó el post? Tu comentario es bienvenido...