Publicidad

Hoy en día mucha gente puede pensar que es una idea imposible y (de locos) hacer un viaje en Estanciera desde Argentina hasta Alaska. Es que el primer modelo de este vehículo antiguo -una evolución a partir del Jeep- se fabricó en 1957, 60 años atrás. Pero lo cierto es que se puede. Andy y Cintia son un ejemplo de ello. Esta pareja argentina ya lleva recorridos -junto a su querida Stancy, como llaman a su Estanciera- 20.646 km y siete países. Empezaron hace 2 años y tres meses en Argentina, subieron por Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá y actualmente se encuentran en Costa Rica.

En un nuevo #LunesQueInspiran les compartimos la historia de Andy y Cintia del canal de Youtube “Viajar Vale la Pena” donde comparten su día a día arriba de la Estanciera.

Publicidad

Viaje en Estanciera: Desde Argentina hasta Alaska

  • ¿Me podrían contar un poco de ustedes?¿A qué se dedicaban antes de viajar y cómo se conocieron?

– Cintia: Antes de iniciar el viaje trabajaba como contadora en el Ministerio de Ciencia y Tecnología y había iniciado la venta de zapatos por internet porque la idea era que eso financiara el viaje (el mío) porque ya tenía un viaje planeado antes de conocer a Andy.

Publicidad

– Andy: Yo trabajaba de taxista, me había comprado una camioneta y la trabajaba con un chofer porque la idea era generar ingresos de forma más simple para financiar el viaje. Cuando eso se empezó a complicar, mis padres me aconsejaron que me encuentre una profesional para que me salve las papas! (se escuchan risas por Whatsapp!) y me encontré una contadora pero resultó que renunció y se vino a vender pulseras y cuadritos por América así que no me funcionó.

– Cintia: (Se ríe por el comentario de Andy y sigue aclarando) Nos conocimos así, los dos tratando de montar un negocio. Estábamos haciendo unos cursos de inversión y negocios y ahí nos conocimos. Empezamos a hablar de viajes, decidimos hacerlo juntos y a los 4 meses Andy ya había vendido todas sus cosas y se había venido a vivir a mi departamento alquilado. Después vendimos todo lo mío, renunciamos al contrato de alquiler y nos fuimos a vivir a una casa que nos prestaron. Ya con el viaje casi armado nos fuimos dos meses a la casa de mis papás y arrancamos.

  • ¿Cuándo y cómo conocieron a la Estanciera?

– Andy: Nuestra idea inicial era de salir de mochileros. Fuimos a comprar todo lo que necesitábamos para viajar de esa manera: compramos carpa, bolsa de dormir, aislantes y colchones inflables y nos faltaba comprar la mochila. Cuando Cintia se probó la más pequeña de todas (vacía) le agarró un ataque de locura diciendo que no iba a poder aguantársela.

-Cintia: Ya sentía que tenía un peso y después imaginarla toda llena de cosas y caminando todo el día, no, ni una cuadra te hacía con eso!

Publicidad

– Andy: Así que dijimos busquemos un auto, algo que tenga espacio atrás para poder dormir ahí, que tenga una mecánica fácil porque no sabíamos absolutamente nada -confiesa, fueron aprendiendo en viaje- y también sabíamos que en algún momento íbamos a necesitar vender algo ya que el dinero no nos iba a alcanzar.

Necesitábamos algo carismático, lindo, un auto que lo vieran y despertase esa simpatía y la Estanciera cumple las tres condiciones a la perfección

Empezamos a ver modelos, nos fuimos al pueblito del papá de Cintia a 300 km de Capital Federal y ahí vimos dos. Cintia era partidaria de encontrar la más original posible. A Stancy la encontramos con el motor, la caja de cambio, el dínamo, las butacas, todo original. Estaba muy bien cuidada. Nos enamoramos, la compramos y salimos de viaje. La conocimos dos meses antes de salir de viaje.

-Cintia: Antes no sabíamos ni qué era una Estanciera, la descubrimos ahí. Cuando vimos esta nos encantó. El hombre la tenía guardada en el garaje en Entre Ríos.

Al toque arrancó, dijimos: es ésta. Fue el 13 de marzo del 2015.

Publicidad
  • ¿Cómo surgió la idea de irse hasta Alaska?

    -Andy: En principio la idea era recorrer toda Argentina. Darle toda la vuelta. Llegar hasta Salta, bajar por toda la zona pegadita a Chile hasta Ushuaia y subir por todo el atlántico. Pero por más que teníamos una contadora en el grupo las cuentas no nos cerraban cuando llegamos a Salta. Ya se nos habían agotado los ahorros, duraron 2 meses y medio así que dijimos salgamos para Bolivia que es más barato (nafta y comida) ya que habiendo renunciado a todo no teníamos nada que nos atara. Y ahí surgió la idea de Alaska.

    Habíamos leído la historia de los Zapp que hicieron el viaje desde Argentina a Alaska y nos había motivado mucho también

    -Cintia: Fue como cuenta Andy. Se fue armando con el camino la idea, no es que salimos con esa idea desde el principio.

  • ¿Qué me pueden contar sobre Stancy? ¿Cómo es viajar con ella? (¿Qué ventajas y desventajas encuentran?)

– Cintia: Es muy lindo viajar en la Estanciera porque todo el mundo te mira. Llama mucho la atención y más con el ploteo que le hicimos y todos los bártulos arriba. Es espaciosa por dentro, va lento, se puede ver el paisaje.

Genera simpatía en la gente al pasar. La gente sonríe y se mimetiza con el viaje

Como ventajas encontramos que nos ayuda a la hora de vender porque atrae a la gente. Además la mecánica es sencilla porque todo el mundo la arregla, es más, muchos mecánicos han aprendido a manejar con una de ellas y se solidarizan mucho porque les trae buenos recuerdos.

– Andy: Nos ha pasado de al momento de arreglarla, la misma simpatía de la gente la tienen los mecánicos. La mayoría de las veces no nos terminan cobrando y el que nos cobró nos hizo un gran descuento o nos arregló otras cosas. Y eso que conocemos a todos los mecánicos de todos los países! (Se ríe).

Como desventajas puedo decir que la compramos sin haberla revisado. Tenía todo original pero estaba parada y al empezar a moverla se le empezaron a romper las cosas: las gomas porque estaban resecas, los cables, hasta el motor. El primer año de viaje nos pasó de todo. Hacíamos 50 km y al mecánico, 50 km y al mecánico y fue bastante desgastante pero fue específicamente de esta Estanciera. Pero como desventajas en la Estanciera muy pocas, quizás estar pendiente de ella como buscar un lugar que sea seguro para dejarla porque nuestra puerta quedaba abierta. Tratábamos de no alejarnos muchos. Digamos que no es un auto muy seguro y el consumo puede ser otra desventaja ya que consume 20 litros cada 100 km y una combi consume 10 litros. Es un poco más costosa pero siempre hemos encontrado la manera de resolverlo. No hemos encontrado grandes desventajas.

Publicidad

  • ¿Cuántos kilómetros y países llevan recorridos? ¿En cuánto tiempo?

    -Andy: El cuenta kilómetros lo pusimos en 0 ni bien iniciamos el viaje (el 27 de mayo de 2015) así que nos marca exactamente la cantidad de km que llevamos.

    Me fui corriendo a la Estanciera para fijarme y mandarte la foto: marca exactamente 20.646 km

Ya vamos recorriendo siete países incluyendo Argentina: Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica. Llevamos ya 2 años y tres meses.

  • ¿Tenían conocimientos previos sobre mecánica?

-Andy: Nuestros conocimientos previos de mecánica llegaban hasta que se rompía y teníamos que ir al mecánico. Hasta ahí era todo lo que sabíamos. No sabíamos nada pero nada!! Imagínate que la vimos a la Estanciera, nos gustó y la compramos. Nada de revisarla, consultar a un mecánico que diga que suena bien o nos de una mano. Nos gustó, la compramos y dijimos bueno después vemos. Muchos nos dijeron que salir con el motor original de la Estanciera era un suicidio porque si pasaba algo no íbamos a conseguir repuestos, y que se rompía todo el tiempo. Y así nos dijeron un montón de cosas. Supongo que por no saber de mecánica lo hicimos igual, si hubiéramos tenido algo de conocimiento previo hubiéramos dicho es verdad, no deberíamos.

Publicidad
Pero como no conocíamos y nuestro objetivo era el viaje, la aventura, vivir y disfrutar y acercarse a esos desafíos y superarlos cada vez que se presenten, salimos igual con lo que había

  • ¿Qué fue lo mejor que les pasó en el viaje? ¿Y lo peor?                        

    -Andy: Lo peor que nos pasó en el viaje fue sin dudas la rotura del motor que nunca nos quedó claro si es que se rompió durante el viaje o si ya la compramos con el motor roto. Sufrimos mucho las subidas en Bolivia. La camioneta subía un kilometro y se quedaba sin fuerzas y se paraba. Esperabas media hora y subías 1 km más. Así estuvimos para hacer 30 km desde las 5am hasta las 7 pm. Dormimos ahí en la ruta y al otro día apareció el angelito viajero, un camionero que nos remolcó. Llegamos sin plata y no teníamos los medios para arreglar el motor entonces publicamos en facebook el problema que teníamos que no nos podíamos ir de Cochabamba sin arreglar el motor.

Lo que pasó después de eso podríamos decir que fue lo mejor del viaje. Hubo muchos buenos momentos pero nos gusta decir que lo peor y lo mejor del viaje fue la misma situación.

La gente de facebook nos empezó a decir que nos querían ayudar con nuestro sueño, que pusiéramos una cuenta para que nos ayudaran con dinero para que lo pudiéramos arreglar. También conocimos un Club de Autos Antiguos que nos trataron de maravilla y nos adoptaron

Por facebook nos dieron también una casa amueblada y con comida en el refrigerador y la gente del club empezó a juntar dinero entre los socios para ayudarnos y conseguirnos un mecánico. Los repuestos los traía el Club desde Santa Cruz de la Sierra. Salimos de Cochabamba 3 meses después porque duró mucho el arreglo pero salimos con el motor renovadísimo (el mismo pero arreglado), la caja de cambio, la dirección y el embrague todo arreglado gracias a las donaciones de Facebook y al club de autos antiguos y además con una experiencia de vida increíble, creyendo en la solidaridad de la gente.

Creyendo que hay mas gente buena que mala en el mundo, nos ayudaron muchísimo. En resumen, lo peor y lo mejor del viaje fue que se rompa el motor

En este video que hicieron los chicos pueden ver en detalle esta anécdota, muy interesante!

Publicidad
  •  ¿Cómo financian esta aventura?                      

– Andy: La idea original era que Cintia vendiera los zapatos por internet y yo había dejado mi camioneta trabajando con un chofer en Argentina. Con eso pensábamos financiar el viaje pero cerraron las importaciones en Argentina y Cintia no pudo hacer más eso, probamos con otros países y no funcionaba porque la gente no compra tanto por internet. Y mi camioneta el día que salimos de viaje el chofer renunció y se rompió la camioneta así que esa idea también quedó trunca. Entonces dijimos salgamos igual y vemos en el camino. Por internet nos bajamos unos tutoriales y aprendimos a hacer pulseras de macramé. Y además hacemos cuadritos, que son vitrales con frases positivas e inspiradoras y nos está yendo bárbaro. En cada lugar que viajamos, paramos la Estanciera que llama la atención y ahí la gente se acerca y vamos vendiendo. Nos va bastante bien.

  • ¿Qué aspectos de alguna sociedad en concreto les llamó especialmente la atención?                      

-Cintia: Bolivia. Nos llamó la atención por el fuerte contraste: en los mercados, la comida en la calle, la vestimenta, como mantienen las tradiciones y el trato que son muy reservados. Conservan mucho la vestimenta aborigen, en los pueblos estaban todas vestidas con las misma blusas, ponchos, polleras y sombreros.

-Andy: También Colombia nos llamó mucho la atención. La gente es sumamente amable, todo el mundo nos invitaba a sus casas, todos los días teníamos una invitación y a veces hasta teníamos que decidir entre una y otra en un mismo día. Esto principalmente en el eje cafetero, todos tienen la costumbre de darte comida.

  •  ¿Qué es lo que más les gusta de esta forma de vida?  

    – Cintia: Estar conociendo paisajes diferentes todo el tiempo, relajarme un poco más (ahora que lo aprendí en viaje) que los tiempos sean mas impredecibles, ya no es todos los días levantarse a la misma hora, la misma rutina para resolver las cuestiones económicas. Sino que es en cada lugar ir viendo qué pasa. Otra cosa es saber que nada va a durar demasiado tiempo, si estás en un lugar que no te gusta ya aprendí a decir bueno “ya va a pasar, ya nos vamos”. Y si estamos en un lugar que nos gusta también decir disfrutémoslo porque también ya nos vamos de acá y ya está. Todo lo que va a venir, será diferente.

– Andy: La libertad. No manejar horarios, moverte por tu cuenta, ir venir, a veces llegamos a una ciudad y tenemos muchas expectativas y sino nos gusta, en un día nos vamos y capaz llegamos a un pueblito y nos encantó y nos quedamos un mes. Esa libertad de movimiento de llevar tu casa con vos y llevar tu negocio, por así decirlo con vos, nos permite la libertad y la movilidad. También el hecho de conocer las culturas.

Publicidad
Nos gusta mucho quedarnos en las casas de la gente, vamos conociendo cómo es la cultura de cada pueblo desde adentro de cada casa, de cada familia. Saber cómo piensan, cómo viven, cómo preparan la comida, etc
  • ¿Cuál es el gran objetivo del viaje?

    – Andy: Conocer. Siempre quisimos conocer diferentes paisajes, diferentes culturas y hacer Argentina – Alaska fue la excusa. Pero la idea es conocer todo. Te da la posibilidad de salir de una punta y llegar a la otra. La gente nos dice ya les falta poco y la verdad es que tampoco tenemos apuro por llegar. Vamos despacito, nos quedamos en todos los países el máximo que nos deja migraciones.

    También superar los desafíos (como en la vida misma, como estábamos antes) pero en viaje como que se acelera el proceso, te pasan muchas más cosas y demostrarnos a nosotros mismos que podemos, que tenemos la capacidad de resolverlo. Es parte de lo que salimos a buscar
  • ¿Cuál sería el consejo que darían a una persona que está indecisa en salir de viaje?

– Cintia: Que lo más difícil es justamente dar ese paso, del de la vida que conocés y sabés cómo se mueve a esa vida que no conocés y no tenés idea cómo se resuelve. Ese es el paso más complicado. Después le vas encontrando la vuelta, paso a paso. Lo que pasa que en la vida estable uno ya sabe los pasos porque la conoce porque lo vivieron sus padres, el estudio, el trabajo, entonces tiene una idea de cómo es lanzarse a eso. En la vida de viaje uno no sabe cómo es más que lejano de algún que otro viajero entonces a la hora de llevarlo a cabo te llenas de preguntas como, por ejemplo, cómo resuelvo si me quedo sin plata, si me roban o si me enfermo y no se puede salir con las cosas preparadas.

Se puede salir preparado en mayor o menor medida según la obsesión de cada uno pero siempre quedan cosas sin resolver y no se puede incluir todo en la previsión entonces tarde o temprano te terminás lanzando a ese vacío y vas aprendiendo que se resuelve. El tema es ese, dar ese primer paso y no querer tener ese camino conocido sino que se va alumbrando paso a paso.

Con preparación o no lo que necesitas en un viaje es adaptación. Y saber que es imposible salir sin miedos pero si tenés ganas de viajar vas a poder enfrentarlos. Porque después de eso está todo lo que soñaste, ese gran viaje

Cuando a los miedos les vas demostrando que sos más fuerte que ellos van quedando atrás. Y no es que desaparecen sino que se transforman pero también ya sabés cómo ir manejándolos.

¡Así que si querés viajar, viajá porque viajar, vale la pena…

(Risas)

Publicidad

En este video los chicos nos cuentan más sobre sus miedos antes de viajar

Muchas gracias Andy y Cintia por su buena onda! Que recorran muchos más Kms y paisajes con Stancy!

¿Les interesó la historia? ¡Los pueden acompañar en las redes sociales (Facebook e Instragram) hasta que lleguen a Alaska! Además no dejen de visitar (y suscribirse) al canal de Youtube “Viajar Vale la Pena”. Hacen unos videos con mucha producción y dedicación sobre la vida arriba de una Estanciera.

Publicidad

Si les interesa que su historia de viaje sea pública en volemos.com.ar/blog los invitamos a participar a través del mail inspiracion@volemos.com.ar contando brevemente su historia y les enviaremos un formulario de preguntas. ¿Se animan? ?

Otros viajeros inspiradores

Para leer otras entrevistas y relatos inspiradores los invitamos a leer los siguientes artículos:

¿Cómo tener primero las ofertas de vuelos?

  • Seguinos en nuestras redes sociales TwitterFacebookInstagram (activá las notificaciones y configuralas para que te aparezcan primeras) donde publicamos siempre las ofertas que vamos encontrando.
  • Recibí nuestras notificaciones del blog en tus dispositivos. Cuando visites nuestro blog https://www.volemos.com.ar/blog/, te aparecerá una ventanita preguntando si querés que te enviemos notificaciones, seleccioná la opción permitir y listo.

COMPARTIR

Publicidad

2 COMENTARIOS

  1. Conocí a estos chicos hace unos días en San Carlos Panamá frente a un negocio de quesos Chela y me re encantó el carro!! Tengo un cuadrito hermoso que compre de recuerdo!

¿Te gustó el post? Tu comentario es bienvenido...