Publicidad

Angie D’Errico se define a si misma como una loca histérica, primero y principal. Después, soñadora, viajera, amante de la vida y la libertad y portadora de una niña interior que está a cargo de su vida. Esta argentina ya lleva cinco años viajando sola y ha recorrido lugares tan diversos y alejados como Mongolia, Corea del sur y Siberia. Angie comenzó su blog Titin Round The World para contarle a sus amigos sobre sus viajes -por eso el nombre tan ridículo confiesa y se ríe-. Había empezado mandando mails pero cada vez más amigos querían leer lo que mandaba entonces empezó a hacer notas en facebook (y antes lo hacía en un fotolog). Dice que siempre fue por una necesidad de escribir y contar anécdotas que divirtieran a la gente. Pero nunca pensó que el blog iba a llegar a ser lo que es hoy y mucho menos que la fuese a leer gente que no conoce. Hoy confiesa que se sigue asombrando y no entiende por qué. En un nuevo #LunesQueInspiran les compartimos la entrevista a Angie de Titin Round the World, que la disfruten! 🙂

Entrevista a Angie de Titin Round the World

  • ¿Cómo y cuándo fue que decidiste viajar?

Publicidad

Desde la adolescencia que mi sueño era viajar por el mundo. Lo que no sabía era cómo. En esa época (principios del 2000) no conocía a nadie que lo hiciese excepto personas famosas o con mucho dinero. Pensaba que para viajar por el mundo había que ser millonario o famoso. Durante mis primeros años me había encaprichado en ser actriz o algo así, para juntar mucha plata y viajar.

Después fui creciendo, dándome cuenta que me da mucha vergüenza la exposición, así que no había chance que fuese actriz (y menos que triunfara en Hollywood, todos me amaran y ganara millones), y como en mi familia lo primero que había que hacer era ir a la Univesidad, busqué carreras que me permitieran viajar por el mundo al mismo tiempo que trabajara.

Publicidad

Estaba completamente negada (bien adolescente negada: llanto, pataleo, gritos desgarradores) a tener una vida normal. En mi cabeza no entraba que iba a tener que gastar mi vida, esto tan increíble que vivimos todos los días, en “escuela, universidad, trabajo, familia, casa, perro, jubilación, viajes”. Primero… capaz me moría antes, segundo,

¿Cómo iba a viajar de vieja si probablemente estuviera cansada y mis viajes me los imaginaba caminando horas por la calle, subiendo montañas, teniendo aventuras que probablemente un cuerpo de 60, 70 no iba a soportar? Empecé la facultad sabiendo que apenas me recibiese me iba a viajar. Como fuese.
  • ¿Qué temores y prejuicios tenías?

Mi primer viaje fue a Nueva Zelanda con la idea de trabajar un año, juntar plata y viajar a Inglaterra varios meses para luego volver a Argentina y retomar mi vida, porque no sabía que podía vivir viajando.

Una vez en Nueva Zelanda, el mundo se abrió y ahí decidí hacer de esto mi vida

Los prejuicios fueron surgiendo cuando ya estaba de viaje, por lo cual, no duraban mucho. Apenas pensaba “¿y si me quedo sin plata?” me acordaba que nunca me había pasado porque siempre hay alguna solución. O “¿y si me enfermo”?. Bueno, me puedo enfermar en cualquier lugar.

Nunca tuve miedo porque siempre confié en mi instinto

La verdad es que soy super cagona y siempre que tengo un mínimo mal presentimiento, evito la situación que lo esté generando.

Publicidad

Y el prejuicio de “¡Vas a dejar todo e irte! ¿Cómo se te ocurre?”… no lo quise escuchar. Estaba muy muy aferrada a mi sueño de viajar. Tenía ese miedo de volver y no tener nada. Pero por suerte, estando en viaje, me di cuenta que ni siquiera tenía que volver. “Volver” en el sentido de “volver a la vida que había dejado”.

  • ¿Cómo reaccionaron tu familia y amigos?

Mis amigos bien. Siempre estaba el “era obvio que ibas a terminar así” pero asumo que con cariño jaja. Y mis viejos super mal. Y todavía sigue siendo el tema de las reuniones familiares. “QUÉ VAS A HACER CUANDO FRENES”. “CÓMO VAS A DEJAR TODO”. “CON TANTA GENTE BUSCANDO TRABAJO Y VOS RENUNCIÁS Y TE VAS”. “QUÉ PASA SI TE ENFERMÁS”. “DE QUÉ VAS A VIVIR” “NO TENÉS OBRA SOCIAL”.

Y así una lista interminable de planteos que, hoy en día, ya después de 5 años de vivir viajando, los “entiendo”

Entiendo de dónde vienen, por qué lo dicen y ya no me enojo. Me encantaría que mis viejos me apoyaran porque me quitaría mucho peso de encima y mucha culpa, pero bueno, ya me amigué con la sensación de que nunca va a pasar.

Sé que pasa porque no entienden que hoy se puede trabajar online. Que viajar no significa ser un hippie vago. Al contrario, nunca trabajé tanto como lo hago desde que viajo. Pero son diferencias generacionales que yo no voy a poder resolver
  • ¿Cómo es viajar sola? ¿Por qué lo recomendarías?

Viajar sola es experimentar la libertad absoluta. Algo muy muy fuerte que no puede explicarse en palabras y es necesario que todo el mundo lo experimente alguna vez en su vida, aunque sea para saber que no le gusta.

Publicidad

Es probarte en el día a día, descubrir virtudes (y defectos) tuyos que no conocías. Te vuelve creativo, proactivo y desprejuiciado. Puros clichés que son enteramente ciertos.

Pero principalmente, lo recomiendo por la libertad y la soledad. Son dos sensaciones que hay que vivir para conocernos de verdad
  • ¿Cómo afecta el viaje a tu personalidad?

El viaje es liberador. Te ayuda a ser 100% vos. Estar en un lugar donde no te conoce nadie te quita toda vergüenza posible. Sabés que estás arrancando de cero y nadie va a juzgarte. Y cuanta más gente conocés, más liberador se vuelve todo

Entrevista a Angie de “Titin round the world”

  • ¿Cómo financiás tus viajes? ¿Sos más de organizar o improvisar?

Soy un desastre. No puedo organizar absolutamente nada. Porque me di cuenta que le tengo un poco de fobia a los compromisos (algo que me di cuenta viajando… ¡¡viajar sirve!!). No puedo saber que tengo un viaje organizado de acá a 5 meses… me pone nerviosa pensar que tal vez surja algo que me guste más y no poder decir que sí porque ya me comprometí a otra cosa. Así que decido todo en el momento. Pero, PERO, soy muy laburadora así que en general siempre ando bien de plata. Mis viajes me los financio con la plata que hice un año cosechando en Nueva Zelanda y un año en Australia.

He tenido trabajos de 12 horas por día, 7 días a la semana. Pero prefiero hacer eso un par de meses y viajar libremente que trabajar poquito y tener que sobrevivir el día a día. El año pasado empecé a generar plata con el blog, con trabajos que me llegan por el blog mejor dicho, así que ahora tal vez me dedique más a esto y coseche menos jaja.

  • Has estado en países tan diversos como Corea del Sur, Mongolia o Siberia, ¿Cómo es viajar por lugares no tan turísticos? ¿Has adoptado alguna costumbre de esos lugares?

Ay síiii, es que me encanta.

Publicidad
Me gusta ir a lugares donde no están acostumbrados a los turistas. Me gusta poder ver la esencia pura de los países y su gente. Siberia fue increíble, ese sí fue el único lugar donde no me crucé a ningún turista. Ni uno. Fue muy fuerte pero amé todo de ese viaje

Las costumbres que adopté son de Asia en general. Siempre ando descalza adentro de las casas, a la mañana tomo agua tibia en ayunas y, cuando el día me lo permite, ceno a las 8 de la noche como muy tarde.

Después de Corea del Sur se me habían pegado las reverencias pero por suerte se me fue, quedaba muy ridícula jaja.

  • ¿Nos contás alguna anécdota viajera?

Mmm… ay, qué difícil. Bueno ya que nombramos Siberia, cuento la que me pasó una de las veces que tuve que tomar el tren y pensé que terminaba presa. Fue horrible.

Todo arrancó quedándome dormida y teniendo que correr a la estación teniendo solo 15 minutos para imprimir el ticket y subir. Obviamente que la máquina de imprimir tickets no andaba. Porque así funcionan las cosas. Intenté hablar con un policía pero como el tren ya estaba saliendo me dijo que no importaba, que corriese y subiera igual. Los guardias del tren no me querían dejar pasar porque no tenía ticket (sí tenía la factura online pero no era suficiente). Después de un rato discutiendo por señas (policía de por medio) me dejaron subir igual. Lo desesperante que es ver a otras personas discutiendo fuertemente sobre vos en un idioma que no entendés es increíble.

Publicidad

Las dos guardias del tren me suben, me dejan en una de las camas y se paran en una esquina a mirarme sospechosamente. Yo no sabía si acomodarme del todo o no. El recorrido duraba 48 horas y tenía como 15 paradas.

Cuando llegamos a la primer parada suben al tren 4 policías típicos siberianos: rubios, altísimos, cara de malos y armas. Hablan con los dos guardias, éstas me señalan y los 4 se dirigen hacia mí. Ahí me empezó a temblar todo. Primero porque eran policías siberianos y me daban miedo y segundo porque estaba sola, no me andaba el teléfono y nadie me entendía. Los tipos me piden el pasaporte, lo miran, se miran entre ellos y me hacen señas de que los siga. No sabiendo qué pasaba y no pudiendo pensar bien del miedo, salí del tren escoltada por los policías. Mientras me llevaban (no sabía a dónde) veía cómo los demás pasajeros estaban mirando todo el espectáculo por las ventanillas. “Ah listo, en cana en Siberia…” eso era lo único que podía pensar.

Entramos a la estación, vamos a una oficina y uno de los policías se da vuelta todo sonriente y me dice: ¡¡Argentinaaaa!!

Con la voz entrecortada del miedo imaginándome a mí misma toda putrefacta y muerta en un calabozo en el medio de Siberia, le respondo: “Yes?”

Publicidad

El tipo me vuelve a sonreír, me da un papel y me dice “Ticket! Now you can travel”. Y entre los 4 me llevan de nuevo al tren.

  • ¿Qué le dirías a una mujer que quiere viajar sola y no se atreve?

Que no pasa nada. Que lo haga. Que si le da miedo dar un gran salto, que empiece de a poquito pero viajar sola es algo que tenés que regalarte sí o sí. Te lo vas a agradecer de por vida

Muchas gracias Angie por la entrevista! Que sigan los viajes para seguir contando historias! 

Pueden leer sus anécdotas divertidas y relatos de viajes en su blog y seguirla en sus redes sociales: Facebook,  InstagramYouTube.

Si les gustó el post pueden compartirlo con sus amigos! 

Publicidad

Otros viajeros inspiradores

Para leer otras entrevistas y relatos inspiradores los invitamos a leer los siguientes artículos:

¿Cómo tener primero las ofertas de vuelos?

  • Seguinos en nuestras redes sociales TwitterFacebook, (activá las notificaciones y configuralas para que te aparezcan primeras) y Google+ donde publicamos siempre las ofertas que vamos encontrando.
  • Recibí nuestras notificaciones del blog en tus dispositivos ? Cuando visites nuestro blog http://www.volemos.com.ar/blog/, te aparecerá una ventanita preguntando si querés que te enviemos notificaciones, seleccionás la opción permitir y listo.
  • Suscribite gratis para recibir nuestros post por correo haciendo click acá  ✉

COMPARTIR

Publicidad

1 COMENTARIO

¿Te gustó el post? Tu comentario es bienvenido...