Buen lunes viajeros! Hoy inauguramos una nueva sección en nuestro blog: #LunesQueInspiran! Porque nadie quiere que llegue este día, porque está visto como el peor día de la semana por todos pero el lunes también puede ser un gran día! 🙂

En esta sección habrá contenido inspirador, ya sea sobre destinos, paisajes y entrevistas a viajeros que nos inspiran, aquellos que se animaron a conocer el mundo. Descubrirás distintos tipos de viajeros (los que viajan solos, en pareja, en familia, con mascotas) y muchas maneras de viajar (a dedo, en bicicleta, en motorhome, etc).

Muchas veces nos quedamos con los prejuicios de la gente o nuestros propios miedos (que pueden ser paralizantes!) y nuestros sueños quedan postergados. Siempre me gustó la frase: “No dejes que tus miedos sean más grandes que tus sueños”. Quizás esta sección les sirva para dar ese empujecito final, para los que quieren dar ese último paso y concretar sus grandes anhelos. Al fin y al cabo soñar no cuesta nada pero los sueños están para hacerlos realidad! 😉

Bueno basta de presentación. Damos comienzo a esta nueva sección con una invitada de lujo: ¡Sara Vallejo!

A los 79 años recorrerá Sudamérica en motorhome

A los 79 años recorrerá Sudamérica en motorhome

Quizás ya escucharon hablar de ella a través de los diarios o la vieron en la TV hace poco tiempo.

Sara se hizo famosa por su próxima aventura: Vendió su casa y sus pertenencias, se compró un motorhome y a los 79 años recorrerá Sudamérica en un viaje sin plazo ni rutas programadas. Como dice ella: A dónde la lleve el viento

Jubilada, profesora de inglés y aventurera, la tucumana sale a la ruta. El recorrido comenzará en Montevideo, seguirá por Brasil y luego donde le guste, cree que conducirá hasta Venezuela y Colombia antes de emprender el regreso. Con su viaje busca cumplir su gran sueño y además transmitir un mensaje: “A esta edad se puede vivir perfectamente bien y disfrutar igual que cuando tenés 30 años. Brindará charlas para otros adultos mayores, motivándolos a viajar y disfrutar esta etapa de la vida.

Pero ¿les contamos un secreto? Dos integrantes de Volemos la conocimos algunos años atrás, allá por el 2011 ¿Cómo fue? ¡Pero qué pregunta! ¡¡VIAJANDO!! Por supuesto!

Conocimos a Sara en Montevideo. Me acuerdo que fue en una invasión de ciudades organizada por dos grupos de la red de viajeros Couchsurfing (sino saben de qué se trata les recomiendo leer el siguiente post: Couchsurfing, mucho más que alojamiento gratuito) La idea original fue que La Plata invadiera Montevideo. El objetivo de la invasión es conocer una ciudad a través de su gente, a través de juegos y de una mirada bien local y no a través de típicas guías de viajes. En un fin de semana largo visitamos la capital uruguaya mediante juegos y actividades organizadas por los locales: fuimos al Mercado del Puerto e hicimos un flashmob, recorrimos la Ciudad Vieja, la Feria Tristán Narvaja, el Parque Rodó y hasta disfrutamos la playa de El Pinar. Fuimos 29 platenses que cruzamos en barco el Río de la Plata y a todos nos llamó la atención en un primer momento Sara. Cayó sola con su pelo blanco que no oculta la edad, al contrario, ella confiesa que muchas veces se ha aumentado algunos años. La edad no tiene nada que ver con el espíritu. Terminamos descubriendo el buen humor de Sara que la hacía más jovial que todos nosotros.

A los 79 años recorrerá Sudamérica en motorhome

Meses después organizamos la contrainvasión de ciudades. ¿Qué quería decir esto? Que ahora integrantes de la comunidad de Couchsurfing de Montevideo viajaban a la Ciudad de La Plata para conocerla.

A Sara le decíamos, en chiste, la colada porque también se vino de Tucumán. Aunque claro que la habíamos invitado, su presencia había sido tan encantadora que la queríamos volver a ver. Su respuesta fue instantánea: Por supuesto, a dónde haya un viaje me prendo! Y así lo hizo. Les comparto algunas imágenes de su visita por mi ciudad. Hicimos juegos y competencias y ella fue una de nuestras juradas.

A los 79 años recorrerá Sudamérica en motorhome

A los 79 años recorrerá Sudamérica en motorhome

A los 79 años recorrerá Sudamérica en motorhome

Cuando Diego me compartió el link de la nota en TV y me preguntó ¿la reconocés? Me comuniqué con Sara y en chiste le pregunté si se acordaba de nosotros y si nos daba una entrevista que muy amablemente aceptó. Muy canchera nos contestó desde Yerba Buena por Whatsapp. Acá las preguntas y sus respuestas:

1) ¿Cómo fue el momento en que te surgió la idea del motorhome?

Toda la vida fui muy payasa, muy audaz. Me saqué 8.000 fotos en todos los vehículos, con 2 ruedas, 3 ruedas, 4 patas, de toda clase de vehículo que encontré por el camino: bici, moto, carretilla, parapente, lo que fuera. (En su foto de Whatsapp se la ve arriba de una moto).

Estando un día en Buenos Aires, conversando con mis hijos, me dicen lo que nunca te subiste fue a un motorhome. ¿Para qué nombrarlo? Ahí no más, prendió la semillita. Esa conversación fue intranscendental en el momento, de decir sí qué lindo que sería pero nada más. Pero ahí empezó a gestarse y comenzó a germinar y a seguir creciendo la idea hasta que hace un año y medio más o menos en un viaje que hice a Chile con amigas no hacía más que mirar y fotografiar a los motorhome que veía por el camino y mirar las marcas y modelos, tamaños, preguntando a los conductores sobre los motores, o cómo se conducía un tipo de vehículo tan grande. Y el año pasado ya empecé a mirar en catálogos, revistas, diarios y avisos que vendían motorhomes para ver cual podía ser la idea.

2) ¿Cómo fue el momento que le dijiste a tus tres hijos que te ibas de viaje en motorhome y sin fecha de regreso?

Los reuní en el Parque 9 de julio cuando ya era una idea firme y seria en mi cabeza. Fuimos a almorzar con mis tres hijos solos y les planteé la idea seriamente que yo quería deshacerme de mi casa. Lo único que tengo es mi casa y mi auto, los vendo y me voy hacer un viaje. Al principio lo tomaron como un estás loca, estas chapita, y después poco a poco se dieron cuenta que iba a en serio, que cada reunión seguía hablando de lo mismo, había pedido una tasación de la casa. Hasta que el año pasado y habiendo visto infinidad de motorhomes planteé la situación que ponía en venta la casa. Alejandra les dijo a sus hermanos que estaban pasando los años, que yo estaba grande y que por qué mejor no me ayudaban a comprar el motorhome y después que la casa se fuera vendiendo y así fue.

 3) Lo mismo con tus nietos…¿Cuántos son y qué opinan al respecto?

Tengo tres nietos: dos niñas entre 25 y 27 y un nieto más chico de 19. Ahh y un bisnieto de un año y medio que es un bombón. (En su voz se la escucha como una bisabuela babosa) Ahora me están diciendo no te vayas que te vamos a extrañar pero en general apoyan todos. Hijos y nietos y todos quieren venir conmigo. Sé que no me van a extrañar porque no somos pegotes, todos somos viajeros así que estamos acostumbrados. Nos comunicamos por whatsapp, cada uno hace su vida. Ese no es un problema, no son un pedazo de mí, son independientes.

4) Dijiste que realizarás charlas para otros adultos mayores ¿Qué mensaje querés transmitir?

En primer lugar quiero pasarla bien, compartir tiempo con mis amigos, manejar que me encanta, conocer pueblitos, gente, conocer otros amaneceres, otros bosques, otros mares, otra selva.

Me gustaría motivarlos a viajar, decirles que se puede disfrutar de esta etapa de la vida.

Simplemente decirles a tantas personas que son mucho mas jóvenes que yo, a lo mejor de más de 50, absolutamente jóvenes, pero que están entregadas que ya no hay que hacer más nada en la vida, ya que no se moverían de al lado de sus seres queridos.

Me parece que es importante saber que la vida sigue, que hay que disfrutarla y vivirla minuto a minuto porque se nos escurre y se nos escapa de las manos en un periquete.

Es muy finita y muy corta. Y tan linda! ¿Cómo no experimentar o probar cosas nuevas? Yo no me veo sentada tejiendo o mirando tv o jugando a las cartas eternamente, sí me gusta por un rato pero me gusta mecharlo con un poco de aventura y piripi (Se ríe).

5) ¿Tenés algún pueblito o destino especial que quisieras visitar? 

No, recuerdo alguno que otro de Brasil. Por ahí, me gustaría si paso cerca de bahía, visitar Salvador, lo conozco mucho pero me gustaría volver y verlo y sino descubrir qué otros pueblos hay que no conozco. Si hay un pueblito a la derecha que me gusta me voy para allá, si me dicen de uno para el oeste me voy para el oeste, sin tiempo indefinido. Depende de la vida, no de mí, yo me dejo llevar.

 6) ¿Quiénes van a acompañarte en esta aventura?

¡Quien quiera! Desde el primer momento que conté la idea, muchos me decían yo quiero, yo me sumo en algún trecho. Los fui anotando y tengo dos hojas de gente anotada. Pero a la vez soy consciente que a lo mejor se quedan con las ganas porque después llegado al momento no coincidimos en los lugares o tiempos. Entonces vamos a ver y por supuesto cualquier otro que no esté ahora en mi pensamiento pero que concuerde con mi tiempo y mi disposición anímica puede subir conmigo, no hay ningún problema. Este viaje lo haré con amigos, familia, quien quiera sumarse, amigos circunstanciales del camino y que mi ojo clínico me diga que son buenas personas.

En el motorhome cabemos cuatro (lo compró por catálogo en EEUU, tiene motor Ford y está equipado con todas las comodidades modernas). Eso sí, yo soy el comandante de la nave. De eso no hay dudas. El comandante es de mamá. No lo largo así no más a no ser que sea realmente necesario (Risas).

Estoy dispuesta a compartir el tiempo, el lugar y las experiencias con quien quiera acompañarme

Pueden ser jóvenes o no tan jóvenes, puede ser uno y pueden ser hasta tres y yo cuatro.

7) ¿Tenés miedos?

No, ¿miedo de qué? No tengo miedos. Tal vez si me pongo a pensar profundamente en tremendas enfermedades, en la impotencia de no poder moverte, cosas terroríficas que a todo el mundo le puede pasar pero no lo pienso. Pienso que me voy a morir de un solo golpe, de un ataque al corazón y que no voy a sufrir ni voy a hacer sufrir a los demás. Será que tanto quiero eso que pienso que va a pasar así. Pero en general no tengo miedo. Ni miedo a la oscuridad, ni al desconocido, ni miedo a la gente.

8) ¿Cuál es tu filosofía de vida?

Pienso que tiene que ser lo que tenga que ser y las cosas desagradables que me han pasado, pasaron. Y cuando se termina una historia doy vuelta la hoja. Y no me quedo con las partes amargas de la situación, al contrario, digo que suerte que lo pude disfrutar. ¿Fue poco tiempo? No importa, pero que suerte que lo pude conocer, que lo pude disfrutar, que lo quise. ¿Se vendió la casa? Bueno, ya había cumplido su etapa. Qué lindo que fue, como la disfrutamos y ahora es otra etapa. Y así con todo…

 9) ¿Cómo te definirías?

Me molesta que me digan abuela porque yo no soy la abuela de todo el mundo, soy la abuela de mis tres nietos y la bisabuela del bebé y nada más. Que me digan viejita, doñita tampoco.

No me siento ni vieja ni doña. Me definiría como una señora mayor, un poco aventurera, un poco audaz, con mucha energía, cero pereza, buscadora de aventuras, que no pierde una sola oportunidad de hacer cualquier cosa

A dónde me inviten, a dónde surja la oportunidad yo digo sí ahí voy, dale vamos, super positiva. Super enérgica.

Ahora se siento muy feliz, encantada, ilusionada, no veo la hora de que llegue el motorhome y salir a la ruta. Es como si estrenara algo, esa es la sensación.

10) En marzo cumplís los 80 ¿Cómo sería un festejo perfecto?

Ya el concluir con este viaje sería un festejo perfecto y si las autoridades del país me dejaran entrar a la Argentina con el motorhome pero estaría feliz de la vida de ver a mi familia y a mis amigos. Dar por concluido este primer viaje para arrancar con el segundo, no sé! (Y larga la carcajada!)

Desde Volemos te deseamos un excelente viaje Sara, un placer conocerte!! 🙂

Todos conocemos o hemos conocido a una persona mayor que vive anclada en el pasado y que piensa más en el día de su partida que en todo lo que aún le queda por vivir. ¿Alguna vez se cruzaron con alguien así y han sentido la impotencia de no saber cómo ayudarlo. ¿Y qué tal si le muestran la historia de Sara? Les compartimos su fan page.

80 años no son nada, a dónde me lleve el viento.

Desde donde esté -sin ruta, sin horarios, cambiando de paisajes, de compañeros de viaje- mandará fotos, videos y novedades. Todos los que vayan con ella serán copilotos y coautores de la página.

El vehículo ya está comprado en Estados Unidos y Sara tiene las valijas casi listas. Resta esperar que el barco que traslada el motorhome a Uruguay llegue desde Houston, para desde allí volverse nómade y comenzar un viaje que la llevará por distintos lugares de Sudamérica.

Su hijo mayor asegura que él la acompañará hasta que ella le agarre la mano y después continuará el viaje. A la altura de Entre Ríos, un matrimonio amigo se le sumará.

¿La ayudamos a Sara?

“Para poder lograr este viaje y llevar mi mensaje a más adultos mayores por Sudamérica hemos encontrado esta modalidad de financiamiento colectivo, al que espero muchos puedan sumarse y colaborar.
Para hacerlo solo tienes que ingresar al link de IDEAME y seguir los pasos que indican cómo puedes colaborar y conocer las recompensas que recibirás por tu ayuda. Más información: http://bit.ly/2veIIU2

Gracias! Sara”

A nosotros nos encantaría sumarnos en algún trayecto de esa aventura ¿Y a ustedes les gustaría? ¿Qué les pareció la historia? ¡Queremos saber su opinión! 🙂 

1 COMENTARIO

¿Te gustó el post? Tu comentario es bienvenido...