Si bien Montevideo es la capital de un país, no lo parece. Mientras que Buenos Aires le da la espalda al río, Montevideo lo mira. La capital uruguaya es paciente y tranquila. En sus calles no se escuchan bocinazos y los pocos que se oyen son entre colectiveros que se saludan. Hay algo de ese clima tranquilo que contagia, desacelera y relaja.

Hoy te comparto una lista de 10 cosas que amamos de Montevideo que incluye paseos, tradiciones, música y sabores uruguayos.

1. Su rambla

Es el lugar donde los montevideanos se reúnen a tomar mate, pescar, tomar sol, bañarse en el río o hacer ejercicio. La costanera sigue el trazado de casi toda la ciudad sobre el Río de La Plata. Al recorrer sus 30 km se intercalan playas, parques, muelles y áreas para practicar deportes. Tiene bici sendas por lo que es ideal para recorrer la costa en patín, rollers o bicicletas. ¡Recomiendo visitarla cuando cae el sol para observar un atardecer de película!

DSC_0078

2. La Librería Lupa

La Lupa se ha vuelto un clásico cuando visito la capital uruguaya. Ubicada en la Peatonal Bacacay 1318 bis, allí podrás encontrar una gran variedad de libros, postales y actividades como presentaciones de libros, encuentros de poesías, exposiciones fotográficas, talleres de escritura y encuadernación o shows íntimos de cantautores. Es, sin dudas, mucho más que una librería. Es un lugar de encuentro.

Página Web: http://www.lalupalibros.com.uy/

3. El Arte Callejero

¿Se dieron cuenta la gran cantidad de murales que hay pintados en las calles de Montevideo? Caminen y presten atención. Cada dos o tres cuadras sobre la calle Jackson descubro un montón de paredes pintadas. En los murales hay variedad de técnicas, de colores y de estilos. Los murales de Montevideo hasta decoran las escalinatas de la rambla y los rincones de la Ciudad Vieja. En mi último viaje a Montevideo pude retratar unos cuantos murales que se los comparto acá.

DSC_0062

DSC_0246

4. Su Ciudad Vieja 

Es un lugar para perderse entre sus callejuelas, todo allí huele a antiguo y todo tiene una historia que contar. Implica un paseo hacia el pasado. Es que en el casco histórico de Montevideo encontramos edificios coloniales, barrocos y clásicos de gran valor arquitectónico y patrimonial. Para descubrirlos sólo se necesita un espíritu curioso y muchas ganas de caminar.

La Ciudad Vieja nos muestra la cultura montevideana a través de su arte. En la Peatonal Sarandí se concentra la mayoría de las galerías y exposiciones y sobre la calle se agrupan los artesanos callejeros que despliegan su arte al aire libre. Es muy común que te cruces con espectáculos musicales sobre las calles empedradas. Las casas de venta de antigüedades se convierten en grandes museos que nos muestran un poco de la historia del lugar.

DSC_0056

Durante el día funciona como centro financiero y por la noche se vuelve ideal para ir tomar una cerveza o cenar en sus restaurantes.

DSC_0256 DSC_0230DSC_0242

5. Mercado del Puerto

El Mercado del Puerto nos muestra la cultura montevideana a través del paladar. Frente al puerto, en el mercado inaugurado en 1868, todos los mediodías se despliega una fiesta de sabores: el famoso chivito uruguayo, achuras, asado, pollos, matambres, chotos (chinchulines trenzados), etc. Según el apuro que tengas podés comer de parado, sobre la barra, o sentado en cómodas sillas. Es tradición desde hace décadas que quien se encuentra el sábado al mediodía por Montevideo almuerce una parrillada aquí. ¡Y no existe olfato que resista semejante tentación!

DSC_0259

6. Feria Tristán Narvaja

Si bien comenzó como un mercado agrícola se transformó en la feria de pulgas más grande de Uruguay. Es el plan ideal para los domingos. Desde las nueve de la mañana hasta cerca de las cuatro de la tarde es el lugar donde se puede encontrar absolutamente de todo: frutas y verduras, libros usados, ropa, antigüedades, mates artesanales, etc. Te podés pasar toda la mañana recorriendo esta feria que tiene lugar en la calle Tristán Narvaja en la esquina con la Avenida 18 de Julio.

 7. Museo del Carnaval

En Montevideo se festeja el carnaval más largo del mundo. Se extiende desde enero hasta marzo e incluye ensayos, tablados, desfiles y los 40 días consecutivos del concurso. Ningún viajero puede ser indiferente al tronar de los tambores o al canto de las murgas y por esta razón se creó el Museo del Carnaval. El lugar es ideal para que los visitantes podamos comprender que el carnaval más que una fiesta es un modo de vivir la ciudad. Entre las muestras permanentes se encuentra una que se llama “Historia del Carnaval en Uruguay” que exhibe fotos y vestimentas de los últimos cuarenta años.

598402_10200758390388651_1170592269_n
Murga A contramano. Foto de Diego Nucera

Datos útiles:

  • Se encuentra en Ciudad Vieja, frente al Puerto de Montevideo, la Rambla 25 de agosto de 1825 Nº 218, esquina Maciel.
  • La entrada no es gratuita pero su precio es accesible ($100 Uruguayos). Los menores de 12 años entran gratis.
  • Horarios: Abril a Diciembre: Miércoles a Domingo de 11:00 a 17:00 hs. Diciembre a Marzo: Lunes a Domingo de 11:00 a 17:00 hs
  • El Museo permanece cerrado los días 1° de enero, 1° de mayo, 18 de julio, 25 de agosto, 24, 25 y 31 de diciembre.

8. Sus sabores: el chivito

Es la comida con la que el uruguayo se enorgullece. Un filete de carne de lomo vacuno con lechuga, tomate, jamón, queso, panceta y huevo. Todo en sándwich o al plato, como lo prefieras. El chivito es parte de la cultura nacional uruguaya. Podés probarlo en los restaurantes más prestigiosos de la ciudad, en el Mercado del Puerto o simplemente en la vía pública. En las calles encontrarás un montón de carritos ofreciéndotelo. ¡Probálo, es un antes y un después, tu paladar estará muy agradecido!

9. Las llamadas 

Las Llamadas son la fiesta popular más grande del Uruguay. Cada febrero, Montevideo se viste para que el candombe y las comparsas se apoderen de los barrios Sur y Palermo. Antes de que comience el carnaval se realiza el Desfile de Llamadas. Durante el desfile lo primero que se siente es el sonido abrumador de los tambores que se escuchan desde varias cuadras antes. Las comparsas están compuestas por un gran número de personas que dan rienda suelta a la alegría del carnaval. Para ser parte del desfile se de debe reservar un asiento con anterioridad. La Municipalidad pone a la venta las entradas que se pueden conseguir hasta en los mismos hoteles donde se alojan los turistas.

10. La costumbre del mate

Como hermanos argentinos nos entendemos con los uruguayos. Junto al mate conformamos un trío inseparable que comparte códigos y jergas cotidianas del llamado “Rioplatense”. Sabemos lo que significa el valor de un mate compartido. Aunque el mate charrúa tiene algunas diferencias con el del argentino. La yerba es sin palo y la circunferencia del mate es más grande. Su capacidad es notablemente mayor que la de los mates argentinos, reciben el nombre de “porongos” y están hechos en su mayoría de calabazas. A la pava la llaman caldera y el consumo del mate es mucho más personalizado. Es algo que me llama la atención. Es muy común ver a dos uruguayos encontrase en las calles montevideanas pero que cada uno lleve su propio equipo.

Mmm mientras hacía esta nota me dieron ganas de tomarme unos verdes!!

¿Y vos qué cosas amás de Montevideo? 🙂

Bonus Track

  • Para encontrar alojamiento en Montevideo te recomiendo el sitio AirBnb. Si te suscribís a través de este vínculo obtenés AR$500 de crédito para tu reserva.

Volemos a Montevideo, Uruguay

Existen varias aerolíneas que unen los aeropuertos de Buenos Aires, Aeroparque Jorge Newbery y el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini (Ezeiza), con el Aeropuerto Internacional de Carrasco, en Montevideo.

Acá podrás encontrar vuelos baratos a Montevideo.

 

2 COMENTARIOS

  1. Montevideo es una ciudad que expele nostalgia. Para los “porteños”, es una ciudad a ritmo de pueblo. La Rambla mira al río y es punto de encuentro obligado. Las cantinas donde todavía se juntan a tomar algo y jugar al casin. Su literatura (Felisberto, Galeano, Idea Vilariño) y su música en el género cantautor (Mateo, Zitarrosa, Jaime, Lazaroff), las murgas (de hecho hablás de las llamadas y las comparsas, pero la foto es de una murga en el Teatro de verano) y la fusión del género con otros ritmos acogidos por Bersuit, NTVG, pero principalmente todo el carnaval, los tablados, el teatro de verano, la vecina yendo a ver un espectáculo con su reposera y el mate, la fiesta popular del carnaval más largo y participativo del mundo, como dice Raúl Castro de Falta y Resto.

  2. Te faltó una cosa: el moderno, casi recién inaugurado y espectacular estadio Campeón del Siglo, del Club Atlético Peñarol. En las afueras de Montevideo hacia el Este, pero no por la rambla.

¿Te gustó el post? Tu comentario es bienvenido...